Star Wars: The Force Awakens - Star (Wars) Trek


 No he muerto, solo estaba concentrado en mi trabajo y en unos estudios, aparte de que no tenia nada que ofrecer, por lo tanto llevaba meses ausente de este blog. Espero recuperar la practica después de esta reseña, porque tengo otros pendientes. 
Espero que les guste tanto esta reseña que tanto intentaba terminar, y lo mas rápido posible para terminar el año compartiéndolo con todos ustedes. Que lo disfruten. 

Les seré sinceros, mi expectativas por Star Wars - The Force Awakens no han sido tan altas como la del resto. Si, soy perteneciente al 1% que no sucumbió ante el hype en las redes sociales (¿Creían que era ese otro "1%"?). Primero y por un tiempo, estaba el hecho de que la franquicia creada por el genio de George Lucas ya había finalizado de una vez por todas con el Episode III: Revenge of the Sith, completando así los 6 episodios originales con todo. Segundo, J. J Abrams, el creativo detrás de Lost y director de las dos ultimas entregas de Star Trek y Super 8, y las señales de que lo mostrado en los trailers compartía bastante con su estilo, totalmente distante de lo habitual en las demás entregas. A decir verdad estaba muy escéptico sobre el resultado final de esta película, de que seria una película mas de Star Trek disfrazada de Star Wars, entre otras dudas. ¿Para que continuar la saga si ya tuvo sus 6 capítulos? ¿Que necesidad hay de alargar el argumento principal de la saga con una nueva trilogía? Sean cuales sean los verdaderos planes de Disney, lo que puedo decir es que The Force Awakens es... El episodio IV, A New Hope... pero al mismo tiempo un nuevo comienzo.



Luke Skywalker ha desaparecido, y en medio de todo esto se enfrentan La Resistencia, quienes siguen los pasos de La Rebelión, y La Primera Orden, los sucesores del fallecido Imperio Galáctico, que amenazan la galaxia mientras buscan al conocido Jedi para destruirlo. Kylo Ren es quien comanda la terrible cruzada, y en medio se meten dos personajes inesperados: Finn, un Stormtropper que descubre su propia consciencia y se rebela contra las ordenes de Primera Orden, y Rey, una chatarrera solitaria, independiente pero miserable. El encuentro de ellos dos cambiaran para siempre el resultado final de la lucha entre estos dos bandos y la búsqueda por el ultimo Jedi con vida.


La importancia de la nueva sangre.

Esta bien que una película pretenda estar enfocada a los mas jovenes, pero esta cinta mas bien se siente con sangre joven, dentro de su saga, con cierto aire fresco pero también con la ansiedad por empezar a su manera. A diferencia del Episode I - The Phantom Menace, y sus múltiples y muy muy cuestionables decisiones artísticas para acercar a un mayor publico, The Force Awakens no subestima a los jovenes. No necesita mas.

¿Pero como lo demuestra? Enseñando el viaje con la edición y el montaje de Star Trek. Que si, el argumento es un pseudo-remake/reboot de Episode IV - A New Hope, pero para para mi las verdaderas comparaciones son con el frenetismo y el espectáculo que comparte con Star Trek y Star Trek: Into Darkness. El sello característico de Abrams se nota demasiado, el montaje es acelerado, y entre los pequeños detalles de su edición se nota la ocasional ausencia de los fundidos encadenados de las entregas anteriores en pos de cortes mas directos. Por un lado es su mayor peso, pero lo que empezaba siendo un caso de identidad prestada que rayaba el auto plagio, termina dando cierto aire rejuvenecedor. Aun con muchas exageraciones, la cinta también deja lugar para las tomas de belleza inconcebible, una fotografía muy trabajada, una atención al detalle hecho con cuidado, y la seguridad de ignorar los exagerados filtros de las dos ultimas iteraciones de la franquicia rival. Con todo, el estilo de Abrams es irónicamente bienvenido (En especial en la batalla aérea de Takodana que es toda una explosión) aclarando así la intención, y logro, de The Force Awakens de construir una identidad distante de las dos trilogías anteriores.

Ver juntos a Finn y Rey es muy simpático. Finn, interpretado por un exagerado pero funcional John Boyega, logra dar fascinación. Empieza a acostumbrarse a ser un espíritu libre de las ataduras de Primera Orden, y no conoce bien el coraje dado a años y años de dar su voluntad a otros, pero las circunstancias lo obligan a dejar de permanecer en la zona de comfort y empezar a actuar, en lugar de lamentar. El coraje duele, pero es libertad. Rey (Daisy Ridley), quien irónicamente empezó de forma mediocre, logra ser una protagonista decente pero con lugar para el potencial inesperado. Dejando de lado en que es ligeramente desbalanceada en cuanto a lo que puede hacer, un pasado del que la escena mas "fumada" de toda la saga deja mas preguntas que respuestas, y algún que otro Deus Ex Machina, es un personaje con talento y habilidad únicos, de aprendizaje rápido y con una testarudez que raya en la osadía. Rey empieza siendo un personaje genérico, pero mejora con el pasar de la cinta y termina siendo una protagonista con un futuro brillante para este nuevo arco argumental.




Entre las demás revelaciones se encuentran Oscar Isaac como Poe Dameron, y tengo dos palabras para él... Bruce Campbell. Ver al actor encarnando al piloto rebelde de La Resistencia es como ver a Ash de The Evil Dead en Star Wars. Es lejos el mas fascinante de los personajes, y un secundario mas que digno. BB-8 es el sucesor del tierno R2-D2, pero con mas personalidad. Sus rasgos únicos y su diseño le hacen merecedor de toda la fama que ha conseguido en internet. Pero entre todas las novedades hay una oveja negra: Adam Driver como Kylo Ren. Este actor fracasa al dar vida a su personaje, siendo una lastima porque Kylo era amenazador, temible, y peligrosamente poderoso para Finn y Rey, pero todo se va al cuerno cada vez que pretende ser Darth Vader, y para el final de la película resulta en el mas burdo chiste. Con Tom "Loki" Hiddleston se pudo haber evitado esto.


Sabios presentes y ausentes.

Nostalgia. Es otra de las palabras que describen a The Force Awakens, tanto en la identidad visual de su universo como en ciertos personajes que volvemos a ver. Todo sigue siendo Star Wars pero, en cierta forma, la ausencia de George Lucas permite crecer, madurar y dar libertad para elegir el camino que debe ser. Los Midiclorianos ya son historia y se recupera el misterio y la magia que envolvía a La Fuerza. La Resistencia y Primera Orden son fieles discípulos de sus versiones originales, tanto en el diseño de su infraestructura militar como en sus símbolos, aunque el primero es quien mantiene aun mas la pureza de los ideales de su antecesor. El Starkiller (Cuyo nombre es prestado del protagonista del videojuego Star Wars: The Force Unleashed), es la Estrella de la Muerte 3.0, pero alcanza cotas de miedo al volar en pedazos no solo uno sino varios planetas y su exterior ya logra notarse aun mas como un planeta y no como una luna como en sus versiones anteriores.

Han Solo, de nuevo gracias a un indestructible Harrison Ford, toma en cierta manera el papel que antes ha tenido Ben Kenobi, ser el mentor, una guía, pero sin olvidar disparar primero. El Han de siempre está ahí, sigue energético aun con la edad, pero ahora con la sabiduría que la experiencia en los sucesos de la trilogía original le han otorgado. La (Ex)Princesa Leia Organa, ahora al mando de La Resistencia, sigue demostrando ese coraje y buen corazón. No olvidemos a Chewbacca, con todo y los gritos de Peter Mayhew, que sigue siendo el Wokkie guerrero, gritón pero temible.

Pero el mayor protagonista esta vez no es el Luke Skywalker, que irónicamente aparece en los últimos minutos de película y que Mark Hamill lo resucita, sino el misterio de su ausencia. Es buscado por ambos mandos y eso lo convierte en un fantasma, un mito, una leyenda hablada por todos pero jamas confirmada. Es tanto necesario para La Resistencia como también una amenaza para Primera Orden. La importancia del viejo Jedi desaparecido es lo que termina dando un alma completamente distinta a The Force Awakens. Su importancia termina, aunque no del todo, opacando cada complicación que tenia su historia por su parentesco con el episodio IV. 



Una nueva Nueva Esperanza.

Star Wars - The Force Awakens puede no ser lo mas novedoso que hay ultimamente, pero si Mad Max: Fury Road pudo rendir honor tanto a su propia franquicia como al cine de los 80 (Así como Robert Rodriguez y Quentin Tarantino con Grindhouse al cine de los 70), la cinta de J.J. Abrams es un nuevo comienzo para la saga como también un tributo en cuerpo y alma a todo la franquicia, con todo lo bueno y todo lo malo. Con una factura técnica tanto en imagen y sonido, y unos efectos especiales verdaderamente auténticos que acompañan los momentos de acción. Se le puede perdonar que se parezca mas a Star Trek en ocasiones, mas que a un A New Hope rebooteado, así como también el potencial desperdiciado de su antagonista principal y algún que otro personaje no del todo relevante. Pero al final, nos entregan un buen Star Wars, y una muy buena película, que respira a respeto por su saga de origen pero pretende llevarla a nuevos horizontes. No la mejor entrega, pero es lo mejor de la saga desde el Episode III - Revenge of the Sith. ¿Memorable? Bueno... si hay algo que para mi resulta ser memorable es por como esta película logra ser lo que Episode I - The Phantom Menace intentó pero fracasó, ser una cinta que consigue abrir las puertas a una nueva generación de aficionados, aquellos que se pregunten que es exactamente Star Wars, pero sin subestimarlos y sin olvidar no solo a su publico original sino también a su autenticidad.


Que la fuerza los acompañe a todos en este 2016.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

El mundo contra el "1st Teaser" de Shenmue III

(No tan) Mini-Review - Spider-Man Homecoming

Resumen de peliculas - Cine 2015