'Tomorrowland', de Brad Bird - Solo un viaje.



Si, hace mucho que no escribo nada en este blog y tengo BASTANTES criticas pendientes.
Haré un resumen de lo que vi desde febrero hasta mayo, no prometo que sea pronto pero prometo hacerlo. 


Una cosa que he de confesar, mi punto de vista se ha... suavizado últimamente. ¿Será que he sido demasiado optimista hasta el punto de empezar a perdonar mas de lo necesario a varias falencias de las películas que he visto últimamente? "Indulgencia hacia todas las religiones", eso dicta la octava máxima de San Martin a Merceditas... creo que estoy siendo un poco mas indulgente, o mas positivo en comparación a cierto critico español que aparece en Youtube. Pero como se dice en Tomorrowland, o mas bien Casey Newton (Britt Robertson), "yo soy optimista"... yo... no del todo esta vez... ¿o si?.


Para empezar, Tomorrowland promete ser una gran reflexión sobre las ideas, el optimismo y el intentar alcanzar la utopía, el acabar con las desgracias del mundo, el hambre, la violencia, y el cambio climático. Casey Newton (Robertson, en un debut no especial pero si decente) es una chica genio soñadora, Frank Walker (George Clooney) es un inventor que de niño era creativo y con mucha voluntad. Un artefacto del futuro, en forma de pin, cambia la vida de Casey al experimentar una visión del futuro, pero con el tiempo sus acciones moldearían el futuro del mundo y solo con Walker puede encontrar las respuestas.




La verdad no me esperaba que terminara siendo una especie de Mission: Impossible: Ghost Protocol conoce a Steins;Gate. Al principio esos parecidos daban curiosidad hasta que se llega al primer punto de giro, donde se convierte todo en una cinta bastante palomitera de aventura. El carisma de Brad Bird (Guiños incluidos) tras la cámara un esta ahí, haciendo que un guion (Escrito por Bird junto con Damon Lidelof) con partes algo parecidas a otras obras termine pareciendo un viaje decente, aun si se ha visto mucho de lo que sucede y se puede adivinar su progreso. Pero el problema reside en como intenta que sus metáforas no diluyan. Para empezar tanta acción distrae, provoca dudar si aun mantiene su lado reflexivo, aunque la adrenalina se mantenga. Y después un cohete bizarramente escondido debajo de la Torre Eiffel, la versión distopica del futuro que vio Casey, el como Frank termino en la época actual... todo hasta un tercer acto que aunque con algo de acción con una ligera pizca de pretencioso reflexiva, da lugar a un epilogo que no solo hace valer la pena el viaje sino que nos hace recordar que no se han olvidado de cierto mensaje que tenia la película, el no dejar de soñar si se quiere mejorar el mundo.

No hay mucho que sacar a decir verdad de esta película. Ya se que hubo algunas criticas sobre la misma, sobre todo por sus mensajes, pero nada de eso he podido ver en Tomorrowland. Aun con el mismisimo director de The Incredibles y Ratatouille detrás, sinceramente no le encuentro que tiene de especial, pero al final no es una perdida de tiempo. Gracias a su naturaleza palomitera, la reflexión prometida no aparece, pero los mensajes, aunque diluidos e insistentes, permanecen: el no rendirse, el dejar de lamentarse y mover las piernas y las ideas, todo dentro de un viaje nada descerebrado. El hermoso diseño artístico y la cuidada producción ayudan a reforzar el camino de ese viaje, y la música de Michael Giacchino acompaña. La fotografía, aunque en ocasiones chillona, logra sumergir en un relato tan energético como optimista sobre el alcanzar nuestras metas. Los actores entregan todo, siendo sobresalientes Clooney y la sorpresa de volver a encontrarnos con Hugh Laurie como el Gobernador Nix.

Puntos de vista sobre Tomorrowland hay muchos, la mía es simplemente de un entretenimiento con mensaje que al menos recomiendo para pasar un buen rato. Ojala fuera algo mas en este caso.




Comentarios

Entradas más populares de este blog

Resumen de peliculas - Cine 2015

El mecha exagerado y la chica dragón - Respuesta a Tenes Milanesas Graciela sobre TTGL y Kill la Kill